Con sangre le cobraron sus fechorías: reconocido delincuente fue asesinado en Caquetá

Un delincuente de 34 años de edad fue asesinado la madrugada del martes en un populoso sector del barrio Alfonso López de Florencia, capital de Caquetá, hecho que interrumpió el sueño de los habitantes de la calle 12, quienes al escuchar los disparos se levantaron a ver lo ocurrido y encontraron a un sujeto tirado en la vía por lo que dieron aviso a la Policía para que verificaran lo sucedido.

El hombre quien, al parecer, estaba acostumbrado a apoderarse de lo ajeno mediante engaños fue identificado como Jairo Ciceri Montealegre.

El homicidio

Cuando en el sector reinaba el silencio y cuando todo parecía transcurrir en completa calma pasada la media noche, la vida de Ciceri Montealegre estaba a punto de terminar; justamente cuando el calendario indicaba que ya era 28 de mayo y el reloj marcaba la una de la mañana, desconocidos arremetieron contra la integridad de Jhon Jairo que por razones que se desconocen se encontraba de ambulando por la calle 12, frente a la nomenclatura 17-40 vía pública a una cuadra más arriba de la vivienda donde habitaba. La víctima recibió dos impactos de arma de fuego en la región occipital izquierda (zona posterior del cerebro).

Alertados

Los moradores del sector fueron alertados al escuchar el tiroteo y salieron a verificar lo ocurrido hallando al hombre que muchos de ellos conocen tirado en plena vía. De inmediato, dieron aviso a la Policía, al sitio llegó la patrulla del cuadrante diez, efectivamente encontrando al hombre ya sin signos vitales con dos balazos a la altura de su cabeza.

Levantamiento

Una vez conocido el hecho, la Policía aviso de lo ocurrido a la autoridad competente para que hicieran el levantamiento; luego de algunos minutos, al sitio hizo presencia personal de la Sijin quien adelantó las labores correspondientes y trasladaron el cuerpo hasta la morgue para que personal forense se encargara de la necropsia para luego ser entregado a sus familiares.

Se logró establecer que, al parecer, fue una represalia de enemigos o de alguna víctima del pasado, ya que la víctima se dedicaba al hurto mediante engaño, especialmente a los mototrabajadores, donde en compañía de otros sujetos les hurtaban el producido. Esta persona presentaba 12 anotaciones judiciales.

 

www.pasto.extra.com.co

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here